¿Quieres que respete tu religión? ¿Respetas tú a todas las demás?

marzo 18, 2008

“[…]para ser realmente respetuoso debo respetar TODAS esas creencias [religiones] y no dar ningún tipo de prioridad a las que, por ejemplo, han sido más habituales en el entorno geográfico y social en que he nacido o sido educado.”

Para mi gusto, lo mejor de leer cosas que ha escrito gente más inteligente y sabia que uno es la iluminación repentina que acaece cuando esa persona pone cara y ojos a algo que estaba en tu mente pero no habías identificado claramente.

No es como cuando lees un libro de texto y aprendes algo nuevo, porque, salvo en determinados casos, esos conocimientos no vagaban por tu mente como ideas difusas, sino que simplemente no los conocías y ahora sí. Son completamente nuevos.

Sin embargo, en el caso de Miquel Barceló y en el de Orson Scott Card me pasa algo distinto. Estas personas tienen la capacidad de describir situaciones que inmediatamente asocio a cosas que ya pasaban en mi mente, con lo cual me ayudan a clarificar procesos, de modo que pueda comunicar hacia el mundo el porqué de determinados aspectos de mi persona de una manera eficaz y eficiente (ya depende de mi el que sea efectiva, también).

Para ser respetuoso tengo que respetar TODAS las religiones. Sí, exacto, incluidas aquellas que no profesamos. Eso nos provee una curiosa respuesta que dar a quienes nos acusen de no respetar lo suficiente la religión de nuestro interlocutor, ya que una persona creyente no puede respetar y reconocer sinceramente como válidas religiones distintas de la suya, porque si lo hiciera no creería en la suya, sino en la que le pareciera válida de verdad. La potestad de reconocer la validez de todas las religiones (obviamente dentro de unos márgenes razonables) pertenece en realidad únicamente a los que no están realmente apegados a ninguna de ellas.

Y por otro lado está el ámbito geográfico. Qué gran observación. Desde un punto de vista estadístico, parece completamente absurdo que una persona niegue que hay grandes posibilidades de que perteneciese a una religión concreta si hubiese nacido en un lugar donde ésta es especialmente popular. Sin embargo, no conozco a ningún creyente que reconozca que si hubiera nacido en Bahrein seguramente “sabría” que una persona como la que es él mismo hoy día estaría equivocada, del mismo modo que él “sabe” que ese musulmán está equivocado.

En cierto modo esas ideas serían memoria que se ha reservado en algún momento de nuestra vida, pero nunca tuvo puntero alguno que señalara su ubicación. Gracias a la habilidad para identificar y comunicar estos pensamientos, en mi cabeza van a apareciendo punteros que señalan a estas áreas de memoria, de modo que ahora puedo referenciarlas fácilmente cuando lo crea conveniente.

Gracias, Miquel.

Artículo que ha motivado este “rant”

Anuncios

6 Responses to “¿Quieres que respete tu religión? ¿Respetas tú a todas las demás?”


  1. El problema de algunos (las generalizaciones no son buenas :P) creyentes, es que se cierran demasiado a la posibilidad de que los puntos comunes de las diferentes religiones puedan llegar a una misma idea (con contextos, “personajes” y representaciones adecuados a cada una, pero comunes en cierto modo). Ya no se trata de aceptar la validez de las otras religiones, sino de mantener un mínimo respeto hacia las creencias de otros, aunque no las compartas.

    Pero supongo que para alguien que crea que “el suyo” es el único y el mejor y el válido… debe ser duro aceptar que no es tan especial como creía… o algo así.

    Intento no ser demasiado radical, me interesa el aspecto humano y personal de toda mitología, religión o creencias, pero los radicalismos agotan mi infinita paciencia 😛

    Interesante reflexión, y Miquel Barceló enorme, como siempre 🙂

  2. Isilion Says:

    “Pero supongo que para alguien que crea que “el suyo” es el único y el mejor y el válido… debe ser duro aceptar que no es tan especial como creía… o algo así.”

    Es curioso, porque mi tendencia inicial, he de confesar, es la de zaherir a esa persona que considero radical, haciéndole ver que en realidad si le resulta difícil aceptar algo que es completamente objetivo, que no viene marcado por nuestra opinión personal, es por un comportamiento irracional, más propio de un animal que de una persona, que ostentamos (supuestamente) la (supuesta) virtud del espíritu crítico.

    (continúa)

  3. Isilion Says:

    […] Eso me pone triste, porque ¿no es acaso otro tipo de radicalismo? ¿Y no me pone eso al mismo nivel que al radical cuya estrechez de miras estoy criticando?

    ¿Cuál es, pues, la acción correcta a tomar? ¿Se puede hacer algo “correcto” en estas situaciones?

    Como decían Les Luthiers:

    – Es inútil…
    – Sí… pero es el capitán.

  4. chaky Says:

    ¡Que bién escribes mamón!…
    ¿qué es un “rant”?

  5. Isilion Says:

    Gracias 🙂

    Rant viene a significar algo como “delirio” o “diatriba”. Es un estándar en la blogosfera para señalar los artículos que son algo entre ida de olla filosófica y discurso agresivo contra una persona o cosa.

    Supongo que es un poco pedante usar la palabra, pero como está tan extendida, pues bueno… 🙂

  6. chaky Says:

    Bueno, creo que la pedantería es una cualidad obligatoria que se adquiere por ser usuario de Internet 2.0, y la mejor arma contra ella es asimilarla…. A ver si me preparo un post “rant” en mi blog, jojojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s