La, la, laaa, la laaaa (Fernando, de humor trabajador).

Arranco el servidor de datos. Arranco el servidor de visualización y veo cómo se carga la ventana donde se reproducirá el juego. Creo un documento maestro. Inserto los subdocumentos necesarios. Verifico. Correcto. Abro los ejecutables de las dos nuevas consolas de Fantastic League y me dispongo a conectarlas a los servidores para proceder a documentarlas cuando he noto algo extraño en la música que escucho – Isis & Osiris, de Ayreon-…

Lee el resto de esta entrada »

¡Bien!

Hay más gente que ve el mundo a través de reglas, métodos y analogías 🙂

La regla de las dos horas: el gran secreto de los informáticos